El Nombre de Guareña

El nombre de Guareña cuenta el filósofo y poeta local Eugenio Frutos que cuando estudiaba en el curso de Doctorado (1925-26) la asignatura Filología Románica, impartida por Don Ramón Menéndez Pidal éste le dijo que “Guareña” era un nombre de río, el mismo del francés Garonne (La Garonne), lo mismo que un pequeño afluente del Duero llamado La Guareña.

La derivación fonética es clara: la doble n da ñ; la ó acentuada o tónica se diptonga en ue, como siempre suele ocurrir, de modo que tendríamos la forma Guarueña. Lo que ocurre después es una metátesis, pasando la u de ue a la primera sílaba, que así se convierte en ua, y da como resultado final la palabra GUAREÑA, que debió ser por tanto el nombre del arroyo, aplicando después al núcleo urbano que, al parecer, a partir de¡ siglo XIII se fue formando en torno a un primitivo torreón vigía, cuando era todavía esta tierra frontera de moros, esto es, inmediatamente antes de la conquista del Valle del Guadalquivir por Fernando III el Santo, constituyéndose ya en poblado a partir del XIV. Nótese que este comienzo de la palabra, es decir la sílaba Gua, no tiene nada que ver con la palabra árabe Guad, que significa río, como en el mencionado Guad-al-quivir, que acabamos de citar, y que significa “río grande” .