26.11.2018: Guareña galardonada por el proyecto “Construyendo Tartesos”

26.11.2018

Abel Ramiro, alcalde de nuestra localidad y José Luis Álvarez, concejal de Cultura, han recibido esta tarde en el Museo Arqueológico Nacional, junto a Sebastián Celestino y Esther Rodríguez, directores del proyecto “Construyendo Tartesos”, El Primer Premio Nacional de Arqueología y Paleontología que ha entregado la Fundación Palarq. Un premio dotado con 80.000 euros con el que se reconoce la originalidad y excelencia de este trabajo.

Según el presidente de la Fundación Palarq, Antonio Gallardo Ballart, este proyecto “ilumina el mito de Tartesos trasladándolo a la realidad y acercándolo a la sociedad los resultados de una investigación arqueológica puntera”

El jurado ha destacado asimismo no sólo la calidad de la investigación sino lo destacable del trabajo de campo y los desafíos de futuro que presenta el proyecto.

Guareña podría disfrutar de un enclave histórico y turístico  en cuanto al estudio de la cultura de Tartesos, ya que, el edificio descubierto en El Turuñuelo, hasta la fecha, es el edificio prehistórico mejor conservado del Mediterráneo Occidental.

El proyecto “Construyendo Tartesos” tiene como objetivo principal el estudio de la cultura tartésica en el valle del Guadiana. Dicho proyecto comprende otros yacimientos en el valle medio del Guadiana, como Cancho Roano y el Tamborrio, siendo los de El Turuñuelo los mejores conservados y con más facilidad de acceso para su estudio.

Las excavaciones de “Las Casas del Turuñuelo” plantean  otras líneas de investigación y arrojan nueva luz sobre la importancia y extensión de la cultura de Tartesos que comprende los siglos VIII y IV a. C. Investigaciones que plantean la hipótesis de que un drástico cambio climático empujase a estas poblaciones a abandonar el territorio que está siendo estudiado.

La apuesta de futuro que estos descubrimientos significan para la localidad de Guareña podría situarnos en una posición turística beneficiosa para la economía local y regional, pero también en innovación tecnológica. Hablamos de yacimientos con valor histórico y educativo, en el que las nuevas tecnologías podrían llevarnos a conocer  mucho mejor nuestra historia.