29.11.2018: El Turuñuelo tendrá un gran impacto turístico para Guareña

29.11.2018

Entrevistamos a Esther Rodríguez, directora junto a Sebastián Celestino, del proyecto “Construyendo Tartesos”.

 Este lunes el equipo que trabaja en el yacimiento del Turuñuelo recibía en el Museo Arqueológico Nacional, el Primer Premio Nacional otorgado por la Fundación Palarq y dotado con 80.000 euros que revertirán en seguir analizando y estudiando el territorio. Con motivo de ese galardón, desde el Ayuntamiento de Guareña, entrevistamos a Esther Rodríguez para conocer mejor qué impacto podría tener para el Municipio de Guareña este hallazgo.

 

Pregunta: El premio que habéis recibido resaltaba la originalidad de vuestro proyecto, ¿En qué se diferencia este trabajo de “Construyendo Tartesos” de otros trabajos arqueológicos?

Esther Rodríguez: El edificio en concreto de las “Casas del Turuñuelo” abre un abanico de posibilidades muy amplio por el estado de conservación que tiene. Se pueden hacer muchas analísis, pero creo que lo que más quería resaltar el jurado es que éste es un proyecto joven y a pesar de ser un proyecto joven tiene muchos planes de futuro y mucha gente trabajando en él. Es un equipo multidisciplinar, de varias disciplinas distintas, y eso hace que no sea sólo un proyecto arqueológico de excavación y fin, sino que cuenta con gente de Física, de Química, de Biología y esto hace que tenga esa originalidad. Porque la verdad es que los proyectos con los que competíamos eran bastante fuertes.

Pregunta: Y en ese sentido de proyecto joven y multidisciplinar, la importancia de las nuevas tecnologías aplicadas a la arqueología podría dar como resultado otro tipo de museos. ¿Cómo os lo imagináis ? ¿Cómo os gustaría que llegara a la sociedad?

Esther Rodríguez: Sí,precisamente trabajaremos en esa línea, porque por ejemplo a partir de los restos óseos de uno de los caballos encontrados se hace un escaneo 3D y un tac de los huesos de manera que puedas reproducir su tamaño a escala real y en función del tamaño y la densidad de sus huesos se puede calcular cómo sería su masa muscular y colocársela. Además, a través del análisis del ADN podemos averiguar de qué color era el caballo, si las crines las tenía blancas, negras… Y rehacer un caballo completamente exacto a como era en ese momento. Nos imaginamos un museo en esa línea. De hecho, nosotros estamos trabajando ahora en un proyecto de realidad aumentada y eso consiste en que vamos a intentar desarrollar una aplicación móvil que la gente se pueda descargar para visitar el yacimiento, de tal manera,que cuando dispares con tu cámara una habitación concreta te salga la habitación reconstruida tal y como era. Y que sobre las materiales que hemos encontrado allí pudieras pasar el móvil y te explicara por ejemplo las ánforas para qué las usaban. En definitiva, acercar la Historia y que la gente pueda disfrutar de otro tipo de visitas que no sean sólo ver el yacimiento. Pero para desarrollar completamente tanto la realidad virtual como la realidad aumentada primero tenemos que terminar de excavar, porque las excavaciones aún no han terminado.

 

Pregunta: ¿Qué impacto social crees que podría tener ese yacimiento para Guareña? ¿Qué le aportan a la ciudadanía esas excavaciones? Y ¿Qué papel podemos jugar desde el Ayuntamiento de Guareña?

Esther Rodríguez: Lo primero, yo creo que es concienciar a la gente de la importancia que tiene la población de Guareña en cuanto a patrimonio. El propio yacimiento ya lo está haciendo con su aparición en los medios y de esta forma, yo creo que la gente llega a valorar la importancia del enclave, pero bueno inculcarles muy bien, sobre todo a las generaciones más jóvenes que esto es su patrimonio y que si no lo cuidan ellos nadie se lo va a cuidar y tienen que ser conscientes de que en Guareña está ubicado el edificio protohistórico mejor conservado de todo el Mediterráneo Occidental. Hay que saber poner muy bien eso en valor y que se convierta en un atractivo turístico, que repercuta en la economía local del pueblo. Que le permita ganar visitantes, aumentar el turismo. Yo entiendo, que de todo esto la rentabilidad es a largo plazo. Que las generaciones que hoy son adolescentes si verán esa transformación. Pero ya digo, el Turuñuelo va a tener una importancia enorme.